Traducir esta página

English Russian Italiano DeutschPolonia Français Portuguese Chino Japones Arabe Sueco Noruego Corea

martes, 11 de septiembre de 2012

Chile lleva en el corazón y en la memoria al presidente Salvador Allende

Agrupaciones de defensa de los derechos humanos, partidos políticos, organizaciones sociales y gremiales, así como estudiantes, acompañaron a los familiares de Salvador Allende en las actividades que desde las primeras horas de este martes recordaron el legado del ex jefe de Estado y colocaron ofrendas florales alrededor de la estatua ubicada frente al Palacio de La Moneda.
Allí, en la Plaza de la Constitución, una de sus hijas, la senadora del Partido Socialista (PS), Isabel Allende, valoró el fallo de la Corte de Apelaciones que ratificó el suicidio como la causa de la muerte del ex mandatario y expresó que la familia se siente reconfortada con que "la verdad jurídica" haya reafirmado lo que "siempre supimos".
"En la familia de alguna manera siempre supimos. Pero esta vez se ha corroborado científicamente con la exhumación, con el equipo multidisciplinario; ya no nos deja ninguna duda. Aquí lo importante es la actitud consecuente del presidente", recalcó a 39 años de la muerte de su padre.
Agregó que se "ha sentado una verdad jurídica que en nada quita el valor, la integridad y la consecuencia del presidente Allende.
Obviamente que él llega a esa acción, porque no estaba dispuesto a dejarse humillar, pero desde muy temprano presentó resistencia hasta donde fue humanamente posible. Es un orgullo".
El vicepresidente del PS, Daniel Melo, recalcó que los que "hoy gobiernan, en su mayoría, respaldaron al dictador y de paso fueron parte constitutiva y dieron forma civil a la dictadura de Pinochet".
"La permanencia de la derecha en el Gobierno de nuestro país, cierra cualquier posibilidad de ampliar nuestra democracia. Tres años del Gobierno de los empresarios, han bastado para mostrar a los chilenos que desde la derecha no habrá nunca un proyecto que resuelva sus problemas, que amplíe las libertades y derechos democráticos, no pueden hacerlo, porque sería negarse a ellos mismos", destacó.
Por su parte, la presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecido, Lorena Pizarro, expresó que "nos indigna y nos molesta que año a año el Palacio de La Moneda esté enrejado", y criticó al Gobierno por "criminalizar la protesta social".
"Nos duele el alma ver cómo hasta el día de hoy se persigue a nuestro pueblo, ver cómo se empieza a asumir conductas terroristas por parte del Gobierno para reprimir al pueblo. Vemos cómo en las comisarías el abuso a menores ya se está volviendo una costumbre, vemos cómo en las manifestaciones callejeras nuevamente autos de civiles detienen y secuestran por horas a niños y niñas", recalcó.
Para el timonel y diputado del PC, Guillermo Teillier, "es la hora de terminar con toda aquella institucionalidad que fue establecida bajo la dictadura".
"Ya es hora de que el pueblo de Chile pueda determinar democráticamente respecto de su futuro, cuestiones tan importantes como una nueva Constitución, un nuevo sistema electoral y profundas reformas de carácter económico, social y cultural que permitan vislumbrar un país más igualitario", enfatizó.
El parlamentario también pidió a los comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas que entreguen el paradero de los detenidos desaparecidos, y dijo que igualmente "es un momento propicio para que se desenmascare y quede claro el papel que jugaron los civiles en el golpe de Estado".
Por su parte, Bárbara Figueroa, presidenta de la Central Unitaria de Trabajadores dijo que a Allende "lo asumimos con la nostalgia y el recuerdo, pero también con el compromiso y la necesidad de reivindicar las banderas que fueron levantadas por el gobierno de la Unidad Popular, de mayor justicia social y bienestar (...), además de que esperamos poder sacar de La Moneda a quienes fueron los principales gestores del golpe".
En tanto, la vicepresidenta de la Federación de Estudiantes de Chile, Camila Vallejo, aseguró que "no sólo el movimiento estudiantil, sino que el movimiento social ha retomado el proyecto inconcluso que dejó Salvador Allende y todos los que participaron en la construcción de la Unidad Popular".
"Aquí hay que derrotar la educación de Pinochet, la educación de mercado, y el movimiento por la salud también ha dicho que hay que derrotar la salud de mercado".
Y es que en Chile, 39 años después del artero golpe, el pueblo de esa nación apretada entre los Andes y el Pacífico lleva más presente que nunca, en el corazón y en la memoria a Salvador Allende, y lo hace parte de su proyecto de construcción para el presente y el futuro, aquel de las grandes alamedas por donde transitará el hombre nuevo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Buscar este blog

Cargando...